Canchal de la Ceja (2429 msnm) y Torreón (2400 msnm): conociendo las sierras de Béjar y Candelario.

La sierra de Candelario se encuentra en el sector occidental de la sierra de Gredos, sus picos más elevados son el Canchal de la Ceja  (2429 msnm) techo de la provincia de  Salamanca y El Torreón (2400msnm) techo de la provincia de  Cáceres.

Tras pasar la noche en Béjar, pueblo de origen medieval de obligada visita, muy recomendable pasear por sus calles y observar la curiosa arquitectura tradicional de sus edificios, nos levantamos con la intención de recorrer el cordal del Calvitero.

La ruta comienza en la segunda plataforma del Travieso (1800msnm) a la que se accede por una cómoda carretera que pasa por el pueblo de Candelario.

Desde la plataforma cogeremos una senda hitada que comienza en ligero ascenso entre piornos, la senda es bastante clara pero sí hay que estar atentas pues se cruzan varios senderos.

Nuestra intención era subir al Calvitero pero tras cruzar dos arroyos  nos damos cuenta de que estamos recorriendo la cuerda del Calvitero por su ladera dejando la cuerda a nuestra izquierda.

Tras ponernos los crampones, pues aún quedaba bastante nieve arriba, comenzamos ahora sí  una prolongada ascensión hacia la cuerda que nos dejará en una  primera planicie desde la que se observa la cima del Canchal de la Ceja. Esta cumbre estaba marcada con un cohete pero actualmente solo queda la base sobre el que se sujetaba. Desde aquí hay unas preciosas vistas a las lagunas del Trampal.

Cumbre del Canchal de la Ceja con la zona central de Gredos (izquierda) y el circo de la Covacha (derecha).

Desde el Canchal de la Ceja ya solo tendremos que seguir la cuerda que nos llevará hasta el Torreón en dirección suroeste, tras aproximadamente una hora llegaremos al mirador de las Agujas donde observamos los corredores invernales  y desde este punto ya se ve el Torreón.

El mirador de las Agujas, donde se forman interesantes corredores invernales.

Para llegar al Torreón tendremos que realizar el paso del Diablo, es el paso más técnico de toda la ruta pero sin gran dificultad ya que está equipado con una cadena fijada a la roca, nos podremos ayudar de ella con mucho cuidado ya que algunos alambres están sueltos y corremos el riesgo de dejarnos las manos. Tras este paso tendremos la cima a diez minutos.

La vuelta se puede realizar alargando la ruta hacia los Hermanitos y bajando por Hoyamoros, haciendo la ruta circular, nosotras decidimos volver por el mismo camino y coronar de nuevo el Canchal de la Ceja ya que en un primer momento no estábamos seguras de sí era este. Se puede bajar flanqueando el canchal y perdiendo altura siguiendo de nuevo la ladera y pasando por los dos arroyos.

Tras aproximadamente cinco horas nos despedimos de esta sierra desconocida para nosotras a la que volveremos para seguir descubriendo.

 

 

Anuncios