El Siete (2365 msnm) y Peña Cerreos (2111 msnm) desde el refugio de El Meicín.

Este año no podemos ir a Asturies tanto como deseamos (el año pasado sin ir más lejos, pudimos pasar un mes entero disfrutando de la montaña aquí), así que planificamos una salida expréss a mi lugar favorito: el macizo de las Ubiñas.

Por unas o por otras siempre había llegado a través del puerto del Palo (o de la Cubilla) y la hoy cerrada Casa Mieres, pero hoy vamos a dormir al refugio de El Meicín.

Vamos a dejar el coche en Tuiza de Arriba, último pueblo de la zona, tras coger la carretera en Campumanes y ver el destrozo de las obras del AVE.

Antes eso si, hemos pasado por La Cobertoria para ver la iglesia prerrománica de santa Cristina de L.l.lena. Una joya que no se puede dejar pasar.

Tras llegar con un orbayu persistente a Tuiza  y tomar un café cogemos el camino de verano al refugio.

Que por cierto, desde el mismo lugar sale un sendero que une L.l.ena con Quirós, nos lo apuntamos.

No vemos casi nada en el camino al refugio, y aunque el camino está bastante marcado, en estos días de niebla hay que tener ojo porque es muy fácil perderse. El ver un cartel que marca el refugio a 1 minuto no es muy tranquilizador que digamos…

Cuando llegamos, nos encontramos conque vamos a ser poca gente ese día. El guarda, un ganadero (al que le sorprende que la gente de fuera no se pierda entre la niebla de la zona) y cuatro personas más que van llegando poco a poco.

Y una cosa hay que decir, de las tardes más prestosas que recuerdo en la montaña. El refugio es bastante nuevo y acogedor, así como el guarda, y además tenemos la suerte de que el resto de los montañeros que duermen ese día en el refugio sean igual de majos.

Una tarde estupenda vamos.

Al día siguiente se levanta despejado, y podemos disfrutar de una de las mejores visiones en montaña de las que yo conozco (¿se nota que estoy enamorado de las Ubiñas, no?)

Desayunamos tranquilamente mientras pensamos que ruta hacer, pues hemos traído diferentes opciones dependiendo de la niebla, los neveros que queden, las ganas…

Peña Cerreos, Ubiña la Grande, los Castillines, los Portillines…

Al final nos decidimos por hacer la subida al Siete por el Valle de Covarrubia, y si tenemos ganas y el tiempo acompaña probar a pasar por el Crestón del Pasu Malu y de ahí a los Fontanes.

Salimos, muy bien aconsejados de nuevo por el guarda, en dirección al valle, pero subiendo por una primera pendiente herbosa que nos permite pasar la pedrera que formar el valle una vez idas las nieves.

Esta primera peña herbosa es la que remontamos desde la derecha de la imagen hasta llegar y pasar la pedrera del valle de Covarrubia.

La subida ya se nos hace pesada como guadarramistas que somos (sin faltar al respeto a ninguna montaña, pero es algo que siempre comentamos cuando venimos por aquí, la diferencia tan grande entre los desniveles de una y otra zona que hacen que siempre se nos atraganten las primeras subidas).

La idea es pasar la pedrera del valle de manera transversal, yo me quedo algo abajo y me toca sufrir para coger el sendero que la cruza y de que en ocasiones solo hay trazas.

Pero desde luego, mejor idea que subir desde abajo del valle directamente.

De frente,  los Castillines, dejando a la derecha los Portillines.

Al poco rato de pasar la pedrera, vamos a poner el casco. Como no habían dicho, el camino está bien hitado, aunque el paso de las nieves que este invierno han sido abundantes ha tirado bastantes.

Aún así, podemos seguir el sendero sin problemas hasta un pequeño collado donde hay una característica gran piedra circular.

Estamos en la zona de los Joyos de la Cabra, desde donde podemos ir hacia la Pasá del Siete o directamente hacia el pico, que es lo que hacemos nosotras.

Al fondo, la característica roca circular que nos sirve de guía en este tramo.

Vamos a encontrar algún nevero que ya se evita sin problemas (habíamos dejado crampones y piolet en el coche ya que nos habían informado de que no harían falta. De todas formas no dejéis de preguntar antes nunca) y seguimos los hitos, ya cada vez más escasos, y con tendencia a ir hacia nuestra izquierda.

Ojo, es importante: en esta zona la orientación es complicada, seguid siempre los hitos y recordad ir con tendencia a vuestra izquierda, que luego llegan las líadas y los sustos.

Aquí empiezan las trepadas, nada difíciles, pero teniendo cuidado ya que hay mucha caída de piedras.

Tenemos unos primeros pasos que nos llevan a otra zona más sencilla.

Luego, unos canchales que permiten una progresión cómoda y divertida.

Vamos a salir a un hito digamos, “fálico”, que nos dará paso a la vertiente leonesa.

Y de ahí, en una zona de más fácil acceso, a la espectacular cumbre.

Con el Crestón del Pasu Malu y los Fontanes bien cerca, aunque decidimos dejarlos para otra ocasión.

Desde ahí bajamos por el mismo sitio; la bajada es un tanto incómoda pero rápida.

Como hay tiempo decidimos subir también Peña Cerreos, y hacer así una de las cumbres más asequibles de las 58 de las Ubiñas.

Bajamos hasta casi el refugio y tenemos a la vista a la izquierda, nuestra segunda cumbre del día:

Como digo, la subida es sencilla, siguiendo los senderos embarrados hasta el Alto Terreros, y de allí cogemos la valla que marca toda la subida, jalonada a veces de hitos que nos separan de ella.

Algo de niebla en la parte final desluce la cumbre, que es toda ella una trinchera de la Guerra Civil.

Y de vuelta al Meicín, para contarnos las aventurilas de la jornada, compartir de nuevo buenas experiencias y encontrarme por casualidad a un colega que (él si) hizo los Fontanes y el Pasu Malu.

 

Anuncios

Por la Sierra del Sueve: Frustrado por la niebla el Pienzu, subimos Peña Corvera (963 msnm).

Este día íbamos a ir a Picos, pero el mal tiempo que daba todo el día, y la lluvia que nos caía desde que nos levantamos hace que cambiemos de opinión.

Nos acercamos pues a la cercana Sierra del Sueve, cercana a la costa en 4 kims. y que es una atalaya privilegiada de los Picos de Europa y de gran parte de la montaña central asturiana…si no hay niebla, como es el día.

Salimos pues desde el Mirador de El Fitu, por el PR AS-71. 

2016-06-25 09.49.46

La ruta en si es sencilla, yo recordaba algo de una anterior vez en la que estuve por aquí, lo único que la niebla no nos deja tranquilas. Por una parte le da un toque bonita a la zona, víctima de los incendios de finales de 2015; pero por otra, nos haría no poder coronar.

Como decimos, la cercana costa llama la atención. El Sueve es una de las sierras con mayor altitud si miramos la distancia respecto al mar.

2016-06-25 09.54.24

Nos internamos en un suave y húmedo sendero, desde el que pronto se pueden observar los estragos del incendio de hace unos meses.

2016-06-25 10.00.30

2016-06-25 10.06.38

En esta sierra es habitual ver asturcones, caballo propio de la zona, aunque hoy nos los perdimos. Seguimos avanzando hasta llegar a la majada del Bustacu, donde quedan restos que demuestran la importancia decreciente de la ganadería en la zona.

2016-06-25 10.43.55

Continuamos en suave ascenso mientras se nos va echando la niebla poco a poco. Tenemos a nuestra vista el sendero por el que iremos, a la izquierda el Pienzu se nos empieza a presentar y a la izquierda, una bonita montaña que será nuestra cumbre del día de forma inesperada: Peña Corvera, con todos sus 963 metros de altitud.

2016-06-25 10.54.45

Llegadas a otra majada, la de Mergullines, seguimos por el sendero marcado en lo que ya es una subida evidente. El recuerdo que yo tenía de la otra vez que estuve aquí era de una ruta corta y explosiva, en la que casi todo el ascenso se hace al final, y este empieza en esta majada hasta llegar al collado Beluenzu, base del Pienzu y en el que ya te dedicas a subir muy directamente por sendero poco marcado.

2016-06-25 11.03.46

2016-06-25 11.40.06

Una vez en la base, y pasando por un último abrevadero, seguimos el que al principio es un sendero claro, pero que tras echársenos del todo la niebla, y sin conocer mucho la zona, se nos complica y nos hace bajar.

2016-06-25 12.09.49

Es lo que tiene la montaña, lo que puede parecer fácil a veces puede ser fuente de peligros, no queda otra que volver al collado, y al otro lado, caminar un poco hasta tener nuestra cumbre del día.

IMG-20160626-WA0001

Al fondo, el Pienzu, que justo se abre para dejarnos ver su cumbre. No pasa nada, bajamos por donde veníamos tras disfrutar de un buen día de montaña, de esos con lluvia, niebla y barro.

 

 

Macizo occidental de Picos d´Europa: Pico Cotalba (2028 msnm) desde Pandecarmen y Ordiales.

Vaya ganas teníamos de este viaje! No conozco yo mucho Picos d´Europa, no. Así que aprovechamos unos días para ir a conocer la zona, en concreto teníamos previstos 2 salidas, que al final fue solo una…pero mirad si mereció la pena.

Vamos al macizo occidental o del Cornión, que nos queda más cerca de Cangues d´Onís. Subimos desde la carretera que va de Covadonga a los Lagos, y al llegar al Enol, el primero de ellos, cogemos una pista a la derecha que nos dejará en Pandecarmen, donde cogeremos un sendero señalizado como PR-PNPE 5.

2016-06-22 09.30.44

Las vistas de momento, son impresionantes, pasando por algún hayedo disperso (lo siento, pero me pierde este árbol), y disfrutando del llaneo, sabiendo que el día está de calor y nos queda lo duro por llegar.

2016-06-22 09.39.43

Pasado el río Pomperi por el Pozo del Alemán (en homenaje a Frasinelli, uno de los descubridores de la zona para el mundo) y nos encaminamos a Vega La Piedra, la primera de la zona de cabañas que nos encontraremos hoy:

2016-06-22 09.51.54

La ganadería sigue siendo importante en la zona. Aunque ha perdido fuelle con respecto al (casi) monocultivo de turismo, aún se pueden ver cabañas en muy buen estado. Cuando comáis los quesos de la zona (Cabrales, Gamonéu), hay que pensar en las condiciones de la gente que trabaja en ello.

Condiciones que tendremos tiempo de conocer en profundidad ya que poco después de pasado el collado de La Prida, por Vega Canraso, nos encontraremos a un ganadero que nos acompañará un buen tramo del camino.

Con él tendremos la oportunidad de charlar sobre como era y como es la ganadería en la zona, del clima (teníamos algo de miedo por la niebla y la previsión de tormentas por la tarde), de como se van perdiendo los saberes tradicionales, de las pocas esperanzas de futuro en la zona, ya que el turismo, aparte de la desnaturalización que comporta, solo da trabajo unos pocos meses al año y la gente joven va marchando.

También es la primera vez que conozco de primera mano, y de parte de un sector desconocido, el problema del lobo.

Es evidente que no comparto el planteamiento de los ganaderos de la zona, que prácticamente piden el exterminio de la especie, pero se agradece tender la otra visión del problema directamente.

2016-06-22 09.53.46

IMG-20160626-WA0000

Desde la vega ya se observan las cumbres más altas de este macizo occidental: Torre de Santa María, Torre Santa de Castilla, Torre de la Canal Parda…no reconozco ninguna pero nuestro acompañante nos las va explicando.

También el Cotalba, una de las de más sencilla ascensión y que se comienza a ver a nuestra derecha.

2016-06-22 10.16.23

A pesar de que el sendero está perfectamente marcado, acompañamos a nuestro guía coyuntural hasta donde tiene el ganado, pasando una nueva majada y antes del llegar al collado Gamonal, desde donde ya tenemos una vista del refugio de Vegarredonda.

2016-06-22 11.18.11

A partir de aquí se acabará la pradería y comienza el “infierno de piedra” en este caso caliza. En realidad el camino hasta el mirador de Ordiales no es especialmente duro si exceptuamos un tramo desde el refugio hasta los primeros jous (Jou quiere decir hoyo. Normalmente en geología se les llama dolinas. La palabra jou proviene de la aspiración típica en el oriente de Asturias de la “h”,  conviertiéndola en “j”. O sea, joyo, a su vez la “o” final se transforma en “u” y sería “joyu”,quedando definitivamente la palabra en jou), pero mi afición por la piedra suelta y el calor no es mucha la verdad.

2016-06-22 11.42.27

Una vez superados esos pequeños desniveles y llegadas al collado, el sendero llanea bastante, aunque como digo sigue siendo incómodo, y más con el brutal calor del día.

Eso si, con niebla, la sucesión de jous y la falta de referencias pueden convertir esto en una ratonera, por marcado que esté todo.

2016-06-22 12.10.00

Continuamos hasta tener a vista el antiguo refugio del ICONA, hoy sin guarda. Desde allí, solo nos resta avanzar un tramo hasta el estupendo mirador de Ordiales, a 1691 msnm.

2016-06-22 12.27.00

Las vistas…bueno, difíciles de describir con palabras. Lugar donde está enterrado el marqués de Villaviciosa, una de las dos personas pioneras en escalar el Urriellu e impulsor convertir Picos en parque nacional.

Como hace un día claro se ve literalmente todo. La caída al valle del Angón, Tiatordos, Cantu Cabroneru, Peña Ten… Casu, Les Ubiñes, la zona del Alto Aller… lástima de no reconocer muchos lugares.

2016-06-22 13.00.50

IMG-20160627-WA0002

2016-06-22 13.03.38

Ahora nos toca volver al refugio, donde antes de llegar y a nuestra derecha se nos abre el camino de subida al Cotalba marcado con hitos.

2016-06-22 13.36.24

Hay que seguir bien atentos los hitos. Está bien marcado, aunque imaginamos que si las condiciones climatológicas son adversas la pérdida puede ser fácil. Vamos entrando de nuevo en la piedra hasta llegar a un par de praderas. Desde la segunda, de manera muy evidente, se abre una canaleta desde donde avanzamos en una trepada muy divertida.

2016-06-22 14.01.27

La imagen de la pradera previa a la canaleta es esta: la foto no es nuestra, pero ilustra bastante bien la zona:

ruta-mirador-ordiales-cotalba_2664

Desde ahí ya es más fácil, estamos en la antecima…que es una especie de esfera kárstica muy divertida.

IMG-20160622-WA0001

2016-06-22 14.18.08

2016-06-22 14.18.19

En la cumbre, una de las cosas que más echo de menos por otros lugares, un buzón de cumbre para saber quienes llegaron antes, que pensaron y que nos dejan escrito.

La vuelta la realizamos bajando por una zona un poco más sencilla, buscando la manera más directa de bajar a esa pradera que comentamos antes. De allí, vuelta al refugio del ICONA  y a bajar rápido a por agua a Vegarredonda para encarar las inmensas praderías que nos llevarán hasta el final de la ruta.

ruta-ordiales-cotalba

En total, unos 1350 metros de desnivel acumulado en 17 kms. para uno de los días de montaña más bonitos que recuerdo.

 

 

 

Esta vez sí: Peña Mea (1560 msnm) desde Les Campes.

Esta vez sí. Después de la pequeña aventura del año pasado y de estar varios años en Asturies sin tener tiempo para subirla, puedo decir que sé lo que se otea desde las alturas de Peña Mea.

Una altitud que puede parecer asequible, pero una montaña que nos hizo sufrir y disfrutar hasta el último paso (literal).

Peña Mea, máxima altura del conceyu Llaviana, y dentro del “Paisaje protegido de las Cuencas Mineras” -que os animo a visitar, ya que junta una belleza natural sorprendente con la arqueología industrial de la minería del carbón y gran parte de nuestra historia social reciente- nos esperaba tras un día anterior agotador.

Empezamos a caminar desde la capilla de Les Campes, donde seguimos la pista asfaltada a la derecha hasta que aparezcan los carteles indicando la subida hasta la campa Pelúgano.

2016-02-21 09.54.15

Allí, aunque estamos pisando algo de nieve, se nota el invierno nuclear que estamos viviendo, muy alejado del anterior, en el que por estas fechas, y en este mismo lugar, casi nos hundíamos en ella.

2016-02-21 10.46.32A partir de ahí, en vez de coger el GR que nos llevaría a Pelúgano, cogemos el PR-262 que nos llevará, dejando una valla a la derecha que cierra las fincas del Cerreo, a la base de la Peña.

Ya en la Canal (Canga, n´asturianu) de las Cuevas, seguimos como podemos las marcas del PR, con una nieve muy acuosa que nos dificulta muchísimo la subida.

IMG-20160223-WA0021

Nos cuesta bastante además por tener las piernas pesadas del día anterior, pero poco a poco vamos llegando a la conocida formación del “Ojo de buey”.

Estando la nieve tan blanda era muy difícil caer rodando canal abajo, pero impresiona un rato mirar abajo.

2016-02-21 12.16.22

Ya más arriba, el final de la canal nos da una visión preciosa del valle de Tolivia (hogar de Los Berrones, todo sea dicho).

IMG-20160223-WA0020

Una vez allí el sendero gira hacia la derecha, subiendo y bajando y con algún tramo no muy claro. Eso sí, estando atentas a las marcas del PR y a algunas flechas también de color amarillo, no hay pérdida.

Y así llegamos a una bifurcación en la que ambas tiran para arriba. Eso dicen en la web, nosotras debemos tirar para la de la derecha “La senda´l gatu” (imaginaros porqué) que es la única que vemos.

Pasamos otra canal, con una caída tan impresionante como bonita, y poco a poco vamos acercándonos a la cumbre, cuyo vértice geodésico y su estación meteorológica se nos abren a la vista pocos momentos antes de coronar.

Y ojo, que todavía llevamos algún susto. Vaya con la Mea.

Que vaya con la Mea digo, solo os dejo unas fotos para que quedéis con  la boca abierta.

2016-02-21 13.30.41

IMG-20160223-WA0018

IMG-20160223-WA0016

Y para la bajada optamos por el mismo camino, a pesar de que se puede bajar por un hayedo hasta la collada Doñango.

Pero no conociendo la zona, y viendo nuestra capacidad innata para perdernos, decidimos hacer una rápida bajada entre la nieve – ya casi agua- que nos llevará, viendo planear a los buitres entre las peñas, hasta el coche.

Por cierto, os dejo un enlace al programa Mochileros de TPA donde explica mucho mejor que yo esta subida.

 

Barriscal (1719 msnm) desde el Angliru.

Con este invierno de locos, nuestra visita de febrero a tierras astures podría haber acabado de cualquier manera.

Así tras la única semana real de invierno, con sus nieves, sus heladas y su viento que hizo que casi cancelásemos el viaje, el fin de semana parecía que iba a mejorar…tanto que nos faltaron las bermudas para subir de monte.

Con este tiempo tan raro (al que habrá que irse acostumbrando, parece ser), preparamos varias rutas para elegir casi en el día la que íbamos a probar.

Al final, el primero de los días elegimos el Aramo: cerca de Oviedo, bonito a la par que desconocido para foriatos, y que nos permitía diferentes picos dependiendo de como fuera el día.

Aunque no era nuestra primera opción (ni la única) acabamos ascendiendo el Barriscal desde el mítico puerto ciclista del Angliru. Bueno, desde 5 kilómetros y medio antes, pues la carretera estaba cortada y nos metemos toda la épica del ciclismo, pero con las botas puestas.

2016-02-20 11.07.57

Al llegar al aparcamiento (1548 msnm), tenemos delante la Gamonal, que junto al Moncuevu era uno de nuestros objetivos. Bueno, al comienzo íbamos a intentar una circular que también incluía el Gamoniteiru y el Xistras, pero ya vimos que no iba a poder ser por el estado de la nieve y la falta de tiempo.

Nos decidimos por Barriscal por ser intermedio de dificultad entre Moncuevu y Gamonal. Con suerte -pensábamos- si nos damos prisa a la vuelta coronamos Gamonal antes de marchar.

Porque mira que está bonita:

2016-02-20 12.17.37

Así que nada, hacia el Barriscal que nos vamos, por una pista que va hacia el Sur, llegando al lago del Angliru y a una cabaña casi hundida en la nieve, que dejamos atrás.

2016-02-20 12.34.03

Pasada la cabaña en vez de continuar la pista hacia las camperas del Vallongo, giramos a nuestra izquierda, donde continúa otro sendero -evidentemente, seguimos las marcas de pisadas, los caminos están bien cubiertos- que nos lleva a una cota sin nombre a 1490 msnm. desde donde se observa nuestra cumbre:

IMG-20160223-WA0001

A partir de ahí tenemos que improvisar un poco, pues lo que sería un sencillo paseo sin nieve, se transforma con esta nieve en polvo que se va deshaciendo con el calor del día (si, calor, mucho calor) en un complicado y a veces peligroso subeybaja.

Siempre tenemos la cumbre a la vista, pero el terreno calizo nos da algunos sustos…

Así hasta llegar a la base del Barriscal, que comenzamos a subir fijándonos en los salientes rocosos que nos deben de llevar directas a la cumbre.

2016-02-20 14.05.28

IMG-20160223-WA0013

Llegamos a una cota secundaria, y desde allí todo seguido a la cumbre, por fin:

IMG-20160223-WA0014

Por cierto, hay debate sobre su altitud, pues el ayuntamiento de Riosa le da una de 1734, y en el mapa que llevamos, del grupo de montaña Torreblanca, 1723. Pal casu pataques.

Donde aparte de admirar el día, descansamos un poco, porque venimos rotos de calor y medio deshidratados, pues no esperábamos este sol, y dejamos constancia de nuestra visita en el buzón de cumbre.

Desde aquí tenemos hacia el Sur Gamoniteiru y Xistras, que dejaremos para otra ocasión:

IMG-20160223-WA0011

Y hacia el sí vamos girando hacia el oeste el Vallongo, Moncuevu, Gamonal, hasta tener el resto de la Sierra ante nosotras.

También tenemos toda la Cordillera, Picos de Europa, y cerca, aunque desde aquí quedaría muy bajito, el Monsacro.

Ojalá pudiéramos comentaros más picos, pero no los conozco.

2016-02-20 14.59.32

Nos queda la bajada, que realizamos por el mismo lugar de donde vinimos, con mucho cuidado pues como dijimos, hasta llegar a la cabaña y el lago del Angliru no seguimos la vía habitual.

Y aún con la Gamonal enfrente nuestra, la dureza inesperada del día que se va acabando nos convence de que lo mejor es bajar hacia el coche y pensar en el día siguiente.

IMG-20160223-WA0000

 

Ascensión a Peña Ubiña la Mayor desde casa Mieres

Siempre que puedo me escapo a las Asturias. Los motivos son varios, y nunca, nunca acabo decepcionado, al menos en el plano montañero.

En esta ocasión no iba a ser menos, y además, en este viaje nos animamos un buen número de personas, que, acompañados de ejemplares autóctonos, fuimos a realizar la típica subida a Peña Ubiña la Mayor desde casa Mieres.

En esta Ubiña se alcanza la mayor altitud (2417 msnm) de la Cordillera Cantábrica fuera de los Picos de Europa, y sus enormes y verdes praderías, además de sus vistas hacen que sea la montaña favorita de todas las que conozco.

Además, forma parte del Parque Natural de las Ubiñas- La Mesa, que encima es reserva de la Biosfera…¿os parece poco? Pues mirad, mirad.

Pues como digo, salimos un buen grupo desde Madrid en dirección a Asturies. Una vez pasado el Huerna, y tras una cerveza en Campumanes, subimos por el puerto de la Cubilla, hasta que pasado Tuiza nos aparece unas brañas donde vemos factible acampar (eso sí, con todo el cuidado de no dejar basura, de no utilizar jabones o pasta de dientes, intentando no pisar fuera de senda, de no hacer ruidos).

Y no solo eso, tenemos la suerte de conocer a Matutina y a Abilio, últimos pastores de la zona, con los que tenemos la suerte de charlar sobre el clima, sobre su trabajo y sobre la zona. Lástima que no tengamos nada más que un ratito para conversar antes de irnos a descansar pronto,eso sí con esta imagen.

20150703_215503

Al día, siguiente, nos levantamos con este día, y nos tienen preparada leche recién ordeñada. Todo esto da a pensar en como nos relacionamos en ciudad y como es en lo poco que que queda del mundo rural.

20150704_074611

Así pues, vamos hacia casa Mieres (hay que subir al puerto de la Cubilla o del Palo, a 1683 msnm) donde hemos quedado con el sector autóctono. Decidimos hacer la subida desde aquí por los diferentes niveles físicos de la gente. Es la ruta fácil, pero a la vez nos va a ofrecer un paisaje muy bonito.

Salimos pues desde Casa Mieres a la izquierda, pasando el embalse de Cantarilla por el camino habitual.

20150704_103310

Continuamos, si no recuerdo mal, por el valle María Delgado (cogiendo la senda de la derecha en vez de la de la izquierda, menos clara) hasta la vega de Candioches

20150704_104904 20150704_105550 20150704_111451

Nos acercamos a los Ollones, cuyo Estrecho hemos de pasar y que constituye la única dificultad en un sendero que de momento asciende suavemente.

En esta zona vemos una Parnassius apollo, mariposa en peligro de extinción:

20150704_112737

Y una vez pasada La Estruchura llegamos al valle de Retuerto, donde Ubiña la Mayor se nos aparece en toda su extensión, pero sin nieve, al contrario de la otra vez que la subí:

 

20150704_113755

A la izquierda tenemos ya Ubiña la Menor, y a la derecha comienza a aparecer Peña Cerreos:

 

20150704_113118Y ascendiendo ya el más pindio collado Ronzón para que algunas de nosotras queden en Peña la Carba descansando.

20150704_115230

Mientras el resto comienza el ascenso a la peña, que es empinado pero sencillo. Con seguir las marcas y con tener buenas piernas vale en este primer tramo. Luego en invierno esto ya es otra cosa.

20150704_122430 20150704_124917

Tenemos unas vistas preciosas de Peña Cerreos y Ubiña la Menor, que nos quedamos con ganas de subir:

20150704_125102 20150704_125106

Y comenzamos los tramos de trepada. Tampoco son difíciles, pero conviene estar atenta, ya que la caliza está desgastada en algún tramo y en otros hay piedra suelta.

20150704_130247

Hasta que llegamos a la cresta y ya solo se trata de seguir unos centenares de metros a la derecha hasta coronar.

20150704_132952 20150704_133309

 

20150704_140153

Y tenemos ante nosotras Los Fontanes, Peña Rueda, el Fariñentu, Peña Cerreos….eso de izquierda a derecha.

No saqué más fotos de la Babia o L.l.aciana, o de Somiedo, o de la Castilla que queda al Sur o de la Mesa, que se ve perfectamente desde donde dormimos.

 

20150704_134903 20150704_135913

Después de esta ascensión bajamos rápido, pero con cuidado por el mismo camino y volvemos pronto hacia casa Mieres para disfrutar los productos de la tierrina (y de León, todo sea dicho) y buscar acomodo para descansar, ya que nos baja la niebla.

20150705_081725

 

 

 

Fin de semana es Asturies (II): Peña Mea o el terror atávico

Y volvemos. Al día siguiente de Quirós, teníamos pensado subir Peña Mea, situada entre los concejos de Laviana y Aller y una de las montañas más apreciadas de la montaña central asturiana.

Yo nunca la había subido (y sigo sin hacerlo), y tenía muchas granas.

La idea era hacerlo desde Les Campes, en Laviana. 8 kilómetros, circular y con un desnivel asequible…¿os suena lo de fácil?

Lo primero fue llegar en coche. La pista que hasta la iglesia y el bar de Les Campes estaba con varios argayos de nieve, así que aprovechamos para calentar un poco:

20150222_121541

El día promete, ya nos encontramos ante nosotras el murallón de Peña Mea. Hace mejor día que el anterior, hay menos nieve y pensamos que nos será fácil atacar la cumbre, que por otro lado no es muy alta (1560 metros)

20150222_121604

Pero para que hacerlo fácil pudiendo ser ridiculamente divertido…una vez llegadas a la capilla de la Visitación, lo que hay que hacer es continuar la pista, tirando a la derecha en el primer cruce y dejando Peña Mea a la izquierda y luego continuando hasta la campa Pelúgano.

Nosotras lo que hicimos fue meternos por cualquier sendero que fuera más difícil que el anterior, desoyendo a los lugareños y sus sabios consejos a lomos de caballos de metal.

Cuando empezamos la subida buena ya empezaba a ser tarde y el día, a empeorar:

20150222_130054

La pista sube sin complicaciones, aunque con algo de nieve, hasta la misma campa.

20150222_134907

20150222_140305

Una vez allí vemos que la cumbre va a ser difícil, el día empezaba a estar muy feo y no lo teníamos muy claro. Eso sí, las vistas son brutales…

20150222_141853

20150222_142702 20150222_142736

A partir de ahí el camino se bifurca y cogemos el de la izquierda, para seguir ganando altura, ya en sendero y marcado como PR (Hay que decir que se sigue bastante bien, además había huella de una gente de Siero que hizo cumbre y nos dijo que ni lo intentáramos).

20150222_143514

20150222_144846

Continuamos hasta la base de la canal de las Cuevas. El sitio es sencillamente increíble, aunque se iba echando la niebla merecía la pena:

20150222_145451

Nos cruzamos con el grupo de montaña que os dijimos antes, que nos recomiendan no subir hasta arriba; intentamos llegar al ojo de buey, uno de los elementos más llamativos de Peña Mea pero el viento y la lluvia lo están poniendo feo y nada, que ya llegaremos la próxima ves, así que aprovechamos y bajamos con ellos:

20150222_155857

De ahí volvemos de nuevo a Les Campes a secar y acabar la jornada de la manera más digna posible, aunque me temo que no lo logramos…

20150222_163036

20150222_164208

 

 

Fin de semana en Asturies (I). Puertu Agüeria, o quiero caminar y no arrastrarme

Bueno. Aquí estoy, de vuelta en la ancha y plana Castilla después de haber fracasado en los dos intentos de monte de este fin de semana.

Pero contento, ¿y porqué? Porque aparte de que el vino y la privación de sueño eliminan toda sensación de derrota, el solo hecho de caminar por allí después de tanto tiempo mereció la pena.

El primer día teníamos previsto subir hasta el puertu Agüeria, en Quirós. Para mí, de los sitios más bonitos de todo Asturias. Yo ya lo había subido, en invierno, pero no contaba con esa tremenda cantidad de nieve que nos iba a impedir llegar, a pesar de nuestra impresionante forma física y de la ayuda en forma de perro que tuvimos durante el camino…

La idea era subir desde L.lindes hasta la collada Lingleo, que está a 1632 metros de altura, y luego volver a la aldea (ya abandonada, menos la antigua escuela que sirve de bar y de paraíso en la Tierra), porque al solo tener un coche la ruta se hace demasiado larga. Serían unos 14 kms y poco más de 700 metros de desnivel positivo. Está ademas marcada como PR-Q1.

Fácil…¿no?

20150221_105239Salimos pues de L.lindes, la aldea más alta (a 900 metros de altura) y cogemos el sendero que está claramente marcado.

Aunque estaba nevando un poco, pensamos que si nos damos prisa podemos hacerlo bastante bien.

Craso error, y eso que a nuestro ángel de la guarda en forma de mineru-chigreru no le pareció extraño que fuéramos a intentar subir hasta el puerto…

Aquí tenemos a nuestro acompañante sorpresa:

20150221_105634

Como véis, está muy bien señalizada, no hay pérdida ninguna. Tiene una subida al principio, antes de elegir si queréis subir a Peña Rueda:

20150221_11135020150221_111752

20150221_112851

Desde el principio vemos que hay mucha más nieve de lo que pensábamos. Tras varias semanas nevando sin parar, el camino está difícil, sin huella, y además se puso a nevar más.

Tampoco es que tuviéramos un equipo decente, todo hay que decirlo.

Pero bonito, el sitio lo es y de sobra:

20150221_11381720150221_121824

No comentamos mucho de la ruta en sí porque no avanzamos demasiado. Pasamos Las Escolmenas, cabaña que nos queda a la izquierda del camino, subiendo y llegando al bosque. Poco después, vadeamos un pequeño riachuelo.

Eso antes de volver a subir hacia el collado de El Col.leu. Y ni siquiera llegamos allí, porque la nieva ya nos llegaba a los muslos (no es que seamos muy altas tampoco, pero como que no lo veíamos).

20150221_121959

Así que empapados y con ganas de vino empezamos el descenso.

20150221_130926

Y de ahí al bar de L.lindes, donde nos secaron, nos dieron de beber, y pasamos unas horas de agradable charla inmersas en un mundo ya casi extinguido de ganaderos, personas desaparecidas y ches vaqueiras.

Y antes de volver a Oviedo, pasamos por Bermiegu a visitar a los druidas:

20150221_191435