Unos días en el Montseny (2): Turó de l´Home y Les Agudes

Nuestro segundo día de montaña en el parque del Montseny lo dedicamos a la ascensión de estas dos cumbres: El Turó de l´Home (que con 1706 msnm es la cima de la sierra, siempre según que mediciones, que ya vimos que son muy cambiantes) y Les Agudes (también con 1706 msnm).

Estamos tan bien situadas que comenzamos a andar directamente desde el cámping.

20150825_110217

En este pequeños tramo seguimos el GR 5, hasta llegar al aparcamiento de Plana del Coll donde este enlaza con el GR 5.2

20150825_111325

Tras un pequeño tramo por carretera, nos internamos en una pista bastante amplia y bien señalizada

20150825_112331

Hay varias vías para subir al pico, cuando planeamos esta salida no la íbamos a realizar desde aquí, sino desde Sant Marçcal. El cansancio y el hecho de no tener que utilizar el coche nos hacen cambiar de idea y utilizar esta vía, que no debe ser la más habitual.

Por un lado el desnivel es mayor, algo más de 800 metros de subida en unos 5-6 kms. (si contamos todos los tramos y el tramo hasta Les Agudes.

Pero por otro, el camino no es especialmente bonito, al contrario que otras vías de ascensión…lástima, después del hayedo del otro día.

20150825_114234 20150825_115300

Vamos al sol todo el rato, quitando breves tramos arbolados y algunos en los que lo helechos nos superan en altura (algo que tampoco es muy difícil, todo hay que decirlo), hasta salir al coll de Sesbasses, donde cogeremos el PR-C 208 que nos llevará a la primera cumbre del día, el Turó de l´Home:

20150825_125658

20150825_130549

La cumbre en sí no es nada bonita, existe un observatorio meteorológico, con carretera y todo que te lleva a la cumbre. Al lado está el Puig Sesolles, con antena de comunicaciones que afea tremendamente la zona, además de la contaminación que imagino llevará asociada. Lástima, pues el resto del lugar es encantador.

En cambio, tiene a favor el ser el punto más alto de la zona, y las vistas…entre ellas, el cresteo a les Agudes, hacia donde nos dirigimos ahora por el GR 5.2, que pasa por la collada Sesagudes y debajo del Puig Sacarbassa hacia la cumbre:

20150825_130515

20150825_134922 20150825_135038

Nos plantamos allí en 30 minutos más o menos. Es sin duda la cima más bonita de las tres en las que estuvimos estos días, y además con la suerte de estar solas.

Hay diferentes mediciones sobre su altitud en la cumbre, unas bonitas vistas de los picos, bosques, valles y pueblos de alrededor, y vemos también alguna vía de ascensión con trepadas que llevan a la cumbre.

Al poco empieza a subir la niebla de forma espectacular (debe ser habitual por aquí, no hay que asustarse) así que decidimos regresar a casita por el mismo camino.

Este primer tramo de vuelta se podría hacer por la cresta propiamente dicha, y no siguiendo el GR 5.2 que pasa unos metros por debajo, pero creo que la cresta debe ser zona de nidificación, así que vamos a dejar tranquilos a los habitantes de la zona.

20150825_142334

Y tras un muy breve descenso, nos plantamos en nuestro cámping cuasisolitario. No sabéis como lo disfrutamos, de verdad.

 

Anuncios

Unos días en el Montseny (1): Subimos al Matagalls desde Sant Marçal.

Después de la dureza del Pirineo, nos buscamos un espacio donde poder hacer montaña de una manera más suave, aunque sin duda con una belleza singular, que para mí supera incluso a los lugares de donde veníamos (Vall de Boí, Aigüestortes…casi nada!)

Nos vamos al parque natural y Montseny, entre Barcelona y Girona, que además es reserva de la Biosfera.

El porqué, basta solo por ir subiendo por la serpenteante carretera que nos llevará al cámping de Fontmartina (el mejor sitio que podríamos haber encontrado, más que un cámping es una serie de praderías aterrazadas donde poner la tienda, además estuvimos casi solos durante todos los días): encinas, abetos, robles, hayas, abetos (creo que de aprovechamiento forestal, eso sí) todas estas especies de diferentes zonas bioclimáticas mezcladas, por no hablar del jabalí y del zorro que vimos la primera noche al lado de nuestra tienda, de los anfibios, arácnidos, etc. que no dejamos de cruzarnos a cada paso. Un auténtico descubrimiento.

Habíamos pensado hacernos en un par de días las cumbres más características de la zona; y comenzamos por el más fácil.

La ascensión del Matagalls (1697 msnm, aunque las mediciones varían depende de donde lo consultes) desde el coll de Sant Marçal. Un paseo corto, de unos 8 kms. ida y vuelta, 600 metros de desnivel hasta alcanzar la cumbre que son en su mayoría a través de un espectacular hayedo.

Ideal para recuperar de la paliza que llevamos encima, vamos.

matagalls

Pues eso, salimos del coll de Sant Marçal, donde cogemos el GR 5.2, perfectamente señalizado y que nos llevará hasta la cumbre:

20150822_105222 20150822_110340

El camino se interna rápidamente en un precioso hayedo (junto al castañar debe ser mi bosque favorito, a pesar de la “mala fama” que tienen las hayas) que tiene varios tramos erosionados y que pican bastante para arriba.

20150822_112414

20150822_113630

El cansancio acumulado y la belleza del camino hace que vayamos despacio, disfrutando del lugar y de la relativamente poca gente que pasa. Bueno, sí que hay gente, pero acostumbrados al Guadarrama, la tranquilidad prevalece.

Llegados al coll Pregon (1535 msnm) nos encontramos con una gran claro y el famoso monolito a Pau Casals; continuamos por el hayedo hasta aparecer ya muy cerca de la cumbre, en la cresta que nos lleva al Matagalls.

20150822_125246

En la cumbre, esta vez sí, mucha gente y una cruz enorme dedicada al padre Claret…a pesar de mi ateísmo no suelo criticar los elementos religiosos de la cumbres, muchas veces producto popular de los lugareños de la zona, pero en este caso me pareció excesivo, por lo monumental, por lo que rompe el paisaje, por fuera de lugar…en fin ,que mejor el vértice geodésico de al lado para la foto de cumbre.

20150822_135550

Eso sí, las vistas, tanto del resto de montañas, como de los pueblos de al lado, merecieron el largo descanso que nos tomamos antes de comenzar un breve descenso por el mismo lugar por el que vinimos.

20150822_135710

 

 

A Sant Cugat desde Barcelona

Bueno, pues como el trabajo asalariado no me dejó otra opción que hacer salidas cortas desde Barcelona ciudad este mes que pasé allí, decidí aprovechar para conocer más esta sierra de Collserola, pegada a Barna, tan degradada por el ser humano como llena de agradables sorpresas.

Para quién no lo sepa, Collserola es una prolongación de la cordillera literal catalana, y prácticamente rodea Barcelona capital, es de pendientes suaves y nos ofrece una buena manera de dar pequeñas pateadas sin apenas dificultad y con una sorprendente belleza. Además de su cercanía, claro.

Empezamos en el metro de Vall d´Hebrón, subiendo hasta la iglesia de Sant Genís, que por cierto, es muy bonita:

20141223_134859

 

En poco rato entramos en Collserola propiamente dicha. No hay pérdida ninguna, nosotras decidimos coger varios senderos marcados, pero para llegar a Sant Cugat se puede hacer de diversas formas, ya que era la forma tradicional de comunicar ambas poblaciones.

Subimos por un sendero hasta la font de la cabra y ermita de Sant Celià d´Horta, luego hasta la carretera de la Rabassada, y una vez allí, cogiendo una pista forestal que veremos sin dificultad y que nos llevará por el PR-C35 y el GR92 hacia el Pas de Rei y el Turó de la Magarola (431 metros de altura, lo que da una idea de la escasa altitud que afrontamos):

20141223_140211

20141223_141327

20141223_142343

20141223_143116

20141223_143129A pesar de la poca altura, las vistas son muy chulas, allí al fondo se ve Montserrat, una montaña totémica, de la cual hace años subimos su pico más alto (Sant Jeroni), y de la cual esperamos hacer alguna crónica más pronto que tarde.

Nosotras dejamos enseguida el GR92 girando por un camino a la izquierda que va dirección a la iglesia de Sant Medir que nos va a enlazar con el PR-C38 y el GR 6.

Vamos a ir a través del valle de Gausac, que es sorprendentemente húmedo y con una vegetación frondosa. Se hace raro estar en zona mediterránea y en una zona tan densamente urbanizada como es el Barcelonès.

20141223_143455

Buena señal de que, a pesar de todo, la Naturaleza (así, con mayúsulas), es capaz de resistir nuestros embates.

20141223_160738

Aquí decidimos hacer un descanso y comer un poco (Si no me equivoco debe esto debe ser Sant Medir):

20141223_152357

20141223_155100

Esta parte de la ruta no tiene ninguna dificultad, basta con ir siguiendo las señalizaciones. Si queréis, os podéis acercar a ver la ermita de St. Adjutori, de planta redonda:

20141223_161746

Y a partir de la masía de Can Borrell, muestra de la antiguamente extendida actividad agrícola, el camino se convierte en una pista casi llana que nos llevará en breves momentos a Sant Cugat del Vallès.

20141223_164627

Aún nos queda tiempo para ver el impresionante Pí d´en Xaprì, poco después llegamos al fin de la ruta, tras poco más de 10 kms. y unos escasos 400 metros (aproximados) de desnivel.

A pesar de la escasa dureza del camino, es ideal para hacer con niñ@s, para darse un paseo con calma y conocer más de cerca los extremos aún no urbanizados de la ciudad o sí no tienes tiempo a ir más lejos, como me ocurría a mí y ún así quieres pasar un buen rato.