El Morezón (2389 msnm) desde la Plataforma de Gredos.

Ahora si que si, despedimos esta temporada tras uno de los inviernos más (extraños, largos, “inviernos”) bonitos de estos últimos años.

Teníamos pendiente subir el Morezón, hacerlo desde la Plataforma para ver el circo de Gredos en todo su esplendor. Hemos tenido que esperar hasta mayo, pero aquí está:

Salimos bien pronto, tras un madrugón considerable, a ver si pillamos la nieve en buen estado.

Cogemos el camino empedrado en subida, que debemos seguir durante el primer kilómetro, y que está limpio de nieve. Tras este tramo, y al llegar al pluviómetro, dejamos el PR que va hacia la Laguna Grande y giramos a la izquierda.

Enseguida pisamos nieve, y bastante decente, así que ponemos los crampones y seguimos la evidente huella, a la gente y la vista recta hacia el camino del Morezón.

Ya en la cuerda del refugio del rey, vamos a aprovechar la pendiente que nos ofrece una cumbre si nombre, marcada a 2128 msnm, para practicar un poco antes de enlazar de nuevo con el camino general.

Tenemos la suerte de que es un día magnífico;  ni una sola nube y bastante, mucha nieve para las fechas que tenemos.

Continuando  por la cuerda, dejamos a nuestra izquierda el Cerro de la Cagarruta (2299 msnm), por el que pasaré después. Seguimos a los esquiadores y nos plantamos en la base que va hacia los Altos del Morezón y el propio Morezón, cogiendo las palas finales, muy bonitas y entretenidas.

El entorno que se nos abre es indescriptible, y más para mí, que nunca había estado aquí.

Toda la maravilla del Circo de Gredos.

Y en muy poco, la transitada cumbre.

Como para no estar contentas: el Almanzor, la Galana, el Casquerazo, la laguna helada con el refugio al fondo…

Y al sur los Galayos, con La Mira a la que no consigo reconocer.

Hacemos un descenso rápido en dirección a la zona del Pico de Navasomera y los Riscos del Fraile a comer algo. En la bajada, yo aprovecho para escaparme unos minutos y coronar el Cerro de la Cagarruta…

donde está el antiguo y semiderruido refugio del rey. Desde ahí volvemos por el camino de ida, con la alegría de haber pasado uno de los mejores días de esta primavera.

 

Anuncios

Por los rincones de Irati.

Después de muchos años de querer ir, por fin nos acercamos al bosque de Irati, la segunda mancha forestal más grande de Europa tras la Selva Negra de Alemania.

Aunque es mucho más, es sobre todo conocido por su extenso hayedo-abetal, bosque que además es muy difícil de encontrar tan al sur.

Llegamos por el valle de Salazar, uno de los cuatro que componen la zona, y el más conocido de ellos.

Remontando el valle desde Iruña todos los pueblos nos parecen muy guapos, pero podemos destacar el último de ellos (y el más poblado) Otsagabia.

Una arquitectura de lo más interesante, así como un centro de interpretación de la naturaleza en el que merece la pena pasar un buen rato para conocer el entorno en el que nos encontramos.

Nuestra idea era subir a las Casas de Irati (Iratiko Etxeak) para alquilar unas bicis en su centro BTT.

El problema: el centro está aún cerrado, así que como al día siguiente teníamos intención de subir al Ori (el dosmil más occidental del Pirineo) decidimos hacer algo suave que nos permita conocer en profundidad este bosque.

Así que a salto de mata nos animamos a ir enlazando pequeños senderos locales.

Comenzamos con el SL-NA 61A (Paseo de los Sentidos), un tranquilo paseo que sale de las mismas Casas de Irati y en que nos vamos a internar en el bosque tras pasar por la ermita de la Virgen de las Nieves. El hayedo está en plena eclosión primaveral, y lo disfrutamos.

Vamos a tener cerca el río Urtxuria, como el resto de la jornada. Tras un tramo de subidas y bajadas enlazamos con el SL-NA 60A (Camino Viejo a Casas de Irati), que vamos a realizar al revés de como nos lo marcan.

Con algunos tramos de subida, vamos a llegar al mirador de Akerrería, desde donde podemos ver una gran parte de esta auténtica selva, mientras nos graniza, nos llega algo de viento y vemos la nieve asomar.

Vamos a bajar de una forma pronunciada tras pasar por una campera (de los pocos claros que vemos en este bosque tan denso) y llegar enseguida al embalse de Koixta.

Desde aquí tenemos vistas al Ori, bien cargado de nieve a pesar de las fechas en las que nos encontramos. Tenemos un día raro, el sol se mezcla con el agua y el granizo…y esto no era nada.

Para volver decidimos usar el SL-NA 69 (Camino Viejo a Koixta).

A pesar de ser un SL, el camino pica que da gusto, en un subeybaja junto al río un tanto incómodo. Sobre todo porque ya estamos cansados y el hayedo, en toda su preciosidad, nos llega hasta a agobiar un poco.

A pesar de que los senderos están en general bien marcados, nos despistamos tras abandonar el río en una amplia subida y tardamos un buen rato en dar con algún camino correcto, encontrando las marcas del GR que pasa por la zona mientras nos diluvia de una manera incontenible.

Llegamos en plena tormenta al aparcamiento, casi agradeciendo la presencia de la ermita, tras esta circular de unos 12 kms. y unos 600 metros de desnivel que engañan, pues parece mucho más.

Y no quedaba nada aún, pues nos cae una nevada impresionante que corta la carretera y nos obliga a esperar a Mister Quitanieves. Claro, debemos dejar el Ori para días mejores (temíamos riesgo de aludes y que además el puerto de Larrau estuviera cortado) y tomar unas sidras bien merecidas en Otsagabia.

 

 

 

Entrevista al Rocódromo del CSOA La Casika (Móstoles).

 Yo no entiendo mucho de escalada. De hecho, solo he ido una vez a un rocódromo y fue dentro de un curso de montaña.
Pero me gustan las iniciativas autogestionadas en torno al deporte, lo que permite el acceso a este de personas que en otras ocasiones ven cortada esa disponibilidad; también permite la gestión por parte de las propias usuarias, así como el adecuamiento de la oferta a las necesidades reales.
Así que os dejamos con una entrevista de presentación del Roco de la Casika (calle Montero 15, en Móstoles), el primer espacio okupado que pisé en mi vida, además:

1- Para quien no la conozca, ¿nos hacéis un breve recorrido histórico de lo qué es La Casika?

Pues la verdad es que yo llevo poco tiempo aqui y no te puedo contar mucho, hace poco se hizo la fiesta 20 aniversario. Es un centro social ocupado autogestionado donde conviven un montón de colectivos. Hay pozo, una morera, han resistido algún que otro intento de desalojo, algún corte de luz, un Gernika enorme donde pusimos el rokodromo y el resto es leyenda.

2- ¿Cómo surge la idea del Rocódromo?

Pues siempre hemos querido hacer nuestro propio rokodromo porque hemos tocado muchos y mucha roca también, un buen día unos colegas okuparon vendetta en Mostoles también y tenian una pared y un montón de presas así que ni s pusimos manos a la obra. Pasado el tiempo se desokupó así que con los errores de principiante aprendidos en cuanto al tipo de taco químico, formas de anclar las presas, etc buscamos otro sitio para ponerlo y fuimos un buen día a la asamblea de la Casika para proponerlo y ahí les pareció buena idea así que ahí lo pusimos.

3- ¿En qué se diferencia este Rokodromo del resto?

Pues en que es completamente gratuito para empezar, esta a cubierto, tiene luz, colchonetas,  agua, cerveza con y sin fría y hasta musica. Pero lo mejor de todo es la peña que se junta aquí, todos con buenas ideas así que estamos pensando en una ampliación con un bóveda y desplomes. Si alguien quiere donar material de escalada, presas que no use, colchonetas nos vendría genial o quiere contribuir de alguna manera sera bien recibido.

4- ¿Qué es necesario para escalar en pared? Si alguien no tiene los materiales o la técnica suficientes, ¿pueden participar?

Pues la verdad es que poca cosa, con pies de gato vale aunque se puede probar con zapatillas bien apretadas aunque los gatos son necesarios. Si después de eso pica el gusanillo ira haciendo falta casco y arnés como equipo individual, y mas adelante una linea de vida expreses grillo, cuerda, etc. Todo esto es relativamente caro pero no es necesario al principio y es más para roca. Como he dicho para empezar solo unos gatos.

6- ¿La participación es abierta a cualquier persona? ¿Cuándo se abre el Roko y cómo se puede contactar con vosotras?

Si, cualquiera que siempre haya tenido curiosidad por este mundo que se acerque, nuestro horario es de 18:00 a 20:00 miércoles y viernes. Solo es necesario traer buen rollo y dejar los problemas fuera.

6- Además del Rocódromo, ¿hay alguna actividad relacionada con el deporte o la montaña en torno a vosotras?

Los viernes compartimos la zona con el colectivo de defensa personal así que nos juntamos un montón de gente.

7- ¿Conocéis algún proyecto similar al vuestro, en Madrid o en alguna otra ciudad?

Pues la verdad es que no lo sé.

8- En estos últimos años, el mundo de la montaña y la escalada se ha profesionalizado y al mismo tiempo, se ha convertido en algo muy popular. ¿Qué opináis de todo este proceso?

Pues la verdad es que me parece genial que la gente se acerque a la montaña en general y al mundo de la escalada en particular. Si la afición por este deporte aumenta es posible que proliferen más escuelas equipadas y así más espacios para practicarlo y con más variedad de roca y técnica.

Cada vez la gente esta más concienciada de la necesidad de cuidar el medio ambiente y conocer la naturaleza. Espero que todo el que se acerque a la montaña o campo aprenda a cuidarlo y no ensuciarlo.

9- Siempre pido que me hagan alguna recomendación sobre libros, así que…¿alguno en concreto que os haya marcado en torno a este mundillo?

Desde que un buen amigo me regalo ‘Donde escalar en España’ editado por Desnivel lo he ojeado mil veces. Es una guía muy completa sobre escalada clásica, deportiva, búlder, etc. También tengo un par muy buenos llamados ‘ rutas para niños’ del pirineo navarro y aragonés donde te proponen sendas fáciles para iniciar a los peques en el mundo de la montaña.