Canal central de Hermana Menor (2271 msnm, 40º máx.)

A pesar de las grandes nevadas caídas, el calor de estos días hizo que se fuera gran parte de la nieve.

Pero como es el día que tenemos, y además es entre semana, allá que vamos al puerto de Cotos a ver que se puede hacer.

Para empezar tenemos suerte y estamos solas en todo el aparcamiento, increíble!

Pero como hemos olvidado los frontales hacemos algo de tiempo antes de comenzar a andar por las famosas zetas de Peñalara camino al desvío del refugio Zabala, lo que nos llevará algo menos de una hora.

Una vez en el camino, nos vamos a ir acercando a las zonas de las canales de la Hermana Menor.

La nieve está mal, pero algo mejor de lo que esperábamos, y eso que pega el sol. Calzamos los crampones y vamos buscando, tras pasar una pequeña subida, la llanada desde la que se ven todas las canales de la zona:

Nos vamos a meter en la canal que se ve más a la izquierda.

Teníamos mirada la denominada como “Canal central” de la Hermana Menor, una sencilla subida de unos 70 metros con 40 grados como máximo.

Nos quedamos pensando si seguir con esa idea, y allá que vamos. Como el día está claro vamos a disfrutar de una subida corta pero entretenida, y además podemos aprovechar que no haya huella desde el comienzo de la canal para abrir nosotras.

La salida es muy sencilla, sin cornisa (al menos hoy), así que decidimos por un lado coronar la Hermana Menor y además acercarnos al collado entre ambas Hermanas para bajar por allí.

Así que tenemos una salida rápida, semicircular, y además poco transitada porque por su sencillez la gente se tira más a otras zonas o a la “autopista” de la línea de cumbres.

Solo un recordatorio: en temporada de poca nieve, esta zona está protegida debido a su fauna endémica, así que está bien saber respetar los tiempos de la naturaleza.

 

 

Cerro de San Benito (1626 msnm) desde el puerto de La Paradilla.

Hay días que la climatología no permite grandes hazañas, pero a cambio te ofrece sorpresas.

Tras el paquete de nieve caído el fin de semana anterior, y con este fin de semana de nieve nueva y malas previsiones, debems abortar la idea de hacer algún corredor y “conformarnos” con unas altitudes más seguras.

Casi de casualidad elegimos este cerro de San Benito; punto más alto de Robledo de Chavela, pertenece al Guadarrama Occidental, y sobre todo, esta zona es nueva para nosotras.

Salimos pues a la carretera, pasando por el puerto de la Cruz Verde, y a los pocos kilómeotros, dirección Ávila, dejamos el coche en el puerto de la Paradilla.

La verdad es que no nos esperábamos esta cantidad de nieve (mucha de ella, reciente), aunque la subida es fácil no, lo siguiente.

Se trata de cruzar la carretera desde el restaurante que hay en el puerto, buscar una portilla para el ganado y empezar a ganar altura por la loma.

Aunque hay algo de niebla, solo tenemos que buscar la máxima pendiente.

Al poco rato nos vamos a encontrar una cerca de piedra a nuestra izquierda. Como va en sentido ascendente, la cogemos como guía hasta encontrarnos en las cercanías de la cima; esta, aunque asequible, es rocosa y tiene algún punto donde debemos poner las manos (pasos de I) antes de coronar.

Bajamos por el mismo lado, cuando se abre algo el día y nos permite ver el monasterio de El Escorial. Impresionante mole bien flanqueada por el monte Abantos.

Y de ahí a casita. Por último un consejo: si váis corriendo por el monte no estaría de más respetar el ritmo del resto de las personas.

Y por supuesto, si pasas por un prado cerrado para las vacas, no vayas con el perro suelto en medio de ellas.