Ídolos de la infancia (III): Arvydas Sabonis

sabonis1Pues sí, yo del pequeños era del Madrid. Algo de lo que no hablo, pero que en una familia a la que el deporte no le iba ni le venía, lo fácil era ser de la mayoría.: el odioso equipo blanco, el que siempre gana, el que roba jugadores porque puede pagarlos. Pero es lo que había.

Y aunque no entendí de baloncesto hasta años después (y aún me cuesta, sobre todo jugarlo), mis primeros recuerdos son de este tiarrón de 2.21 vestido de blanco. De hecho, no sé porque, le recuerdo tanto tirando tiros libres como dominando en la zona. No conocía gran cosa de él, pero me sonaba junto a nombres como Santos, Arlauckas o Biriukov. El rechazo al equipo donde jugaban, evidentemente, llegó después.

Pocas cuestiones técnicas os podría contar porque yo era demasiado pequeño, pero si que recuerdo aquella derrota en Salamanca contra el gran Rafa Vecina y ese equipo, uno de tantos desaparecidos.

¿Qué contamos del buen Arvydas? (Es posible que para las más jóvenes les sonará más su hijo Domantas, que anda jugando ahora en la NBA.

sabonis2Pues el lituano, aún soviético, que llevó al gran Zalgiris Kaunas a ganar 3 ligas de la URSS seguidas a primeros de los 80. Elegido para jugar en la NBA, la perestroika no llegaba a tanto y tuvo que posponer su llegada a la mejor liga del mundo…muchos más años de lo que él y todo el mundo pensaba.

No por su falta de calidad, o de adaptación al baloncesto internacional. Parte fundamental de la potentísima URSS con Tachenko, Kurtinaitis u Homicius, selección con oros olímpicos, mundiales y europeos. Y con épicos enfrentamientos con otro país desaparecido: La Yugoslavia de Tito y de Petrovic (y tantos y tantos otros…)

Los motivos fueron sus diversas y graves lesiones le llevaron… a Valladolid (otro de los grandes desaparecidos de la ACB, gran recuerdo de viaje estudiantil de joven tengo yo), donde se recuperó de tal manera que es fichado por el Real Madrid, llegando a ganar la Euroliga y siendo pieza básica en el equipo.

Aún así, su posible rendimiento en la NBA era más que dudoso. Su edad (tenía más de 30 años), su pasado de lesiones, la velocidad y fuerza física imprescindible en el yanqui…¿podía con ello?.

sabonis3Pudo. Siete años en Portland Trail Blazers (si, este equipo si me cae bien), importancia en el equipo, nominado a diversos premios y la tranquilidad del deber cumplido antes de volver a Lituania, a su equipo de siempre, a jugar minutos importantes, no creáis que estuvo de paseo.

Y poco más, hay gente que ya cuenta esta historia mejor que yo.

A Sabonis hay algo, que más allá de sus estadísticas, su poderío en la zona (y eso que a mí me gustan los tiradores y jugar por fuera, los pívots no me atraen demasiado la verdad) y su presencia mediática le agradeceré siempre: consiguió hacerme llegar por vez primera ese deporte que se llama BALONCESTO.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s