Vía verde del Guadarrama. Entre Navalcarnero y Móstoles.

Una ruta con la que vamos a inaugurar la sección de rutas en bici. Apta para todos los públicos, se puede hacer tantos en bicicleta como andando, y además nos permite conocer tantos las bellezas como los destrozos cometidos en esta zona de Madrid.

Aunque la ruta “oficialmente” sale del centro de Navalcarnero (o bien desde el parque de El Soto de Móstoles) nosotras lo podemos hacer desde la puerta de casa, así que vamos por la población hasta enlazar con la entrada del protegido Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama por el que (creo) es el camino del arroyo de la dehesa.

De la dehesa porque estamos entrando en la Dehesa de Mari Martín, a pesar de que tras la guerra civil esta zona se repoblase con pinar, sigue manteniendo un buen entorno.

20161220_133650

Y hablamos de zona protegida porque a pesar de que mucha gente lo desconozca, y que las autoridades teóricamente encargadas de protegerlo y ponerlo en valor hagan todo lo contrario, nos encontramos en una zona con un alto valor ecológico muy cercano a grandes núcleos de población, donde encontramos tanto buenas muestras de bosque mediterráneo y de ribera como algunos usos tradicionales que pensaríamos perdidos tan cerca de la urbe.

En el tramo de Navalcarnero, que está sin señalizar y es el más duro, con algunas cuestonas, quedan olivares, fincas y granjas, a pesar del destrozo urbanístico de estos últimos años.

20161220_113935

Tras una bajada evidente nos llegamos al puente de hierro que cruza el Guadarrama, donde las infraviviendas se juntan a la basura en el cauce del río y a las colonias del Guarrama.

El entorno tiene un encanto curioso, cuanto menos.

20161220_115059

20161220_131324

A partir de ahí, ya en Móstoles, la vía es de arena compactada, más cómoda, de terreno más llano y señalizada. Vamos dejando a la izquierda la colonia de Guadarrama de Arriba y a la derecha el Parque Coimbra; la diferencia de clases, aunque se quieran negar, están ahí.

Es un terreno que nos recuerda, en lontananza, lo que debería ser la zona antes de que construyera todo alrededor, campos ondulados, verdes en esta época del año… Castilla, en definitiva.

El último tramo ya se acerca a la ciudad, antes de dejarnos en el parque de El Soto, donde paramos a descansar un rato.

20161220_125355

Y de ahí media vuelta por el mismo sitio, aprovechando las horas centrales del día antes de que se nos eche la tarde.

Un buen debut, sin duda.

img-20161220-wa0000

 

 

La Pala Norte de Cabezas de Hierro y el Cerro de Valdemartín.

canalescabezahierromayor

Ahora que parece que tenemos un invierno de verdad, nos acercamos de nuevo a las Cabezas de Hierro, donde ya estuvimos hace tiempo.

Aunque ha estado nevando bastante y no ha dado tiempo a que la nieve se transforme, tengo ganas de despedirme del año montañero aquí, una de las zonas más espectaculares del Guadarrama.

Salimos nada más levantado el sol por la pista en dirección al refugio de El Pingarrón, donde observamos que sí, que hay bastante nieve, dejándonos estas estampas:

20161218_081516

Seguimos por el camino señalizado por las marcas de los PRs 25 y 27 (al igual que hicimos en otoño), cruzando primero un arroyo, el de Guarramillas, para luego, al poco de habernos desviado de las marcas del PR, descender hacia el de las Cerradillas. Al poco de cruzarlo una desviación del camino principal, que se nos aparece a mano derecha del mismo nos va a llevar a media ladera hasta el fondo del valle, desde donde vamos a ir subiendo en busca de esto:

img-20161218-wa0034

img-20161218-wa0033

Comenzamos la subida, al principio todavía estamos entre bastante roquedo, pero al poco tiempo la mucha nieve polvo que hay nos hace ir despacio, pero disfrutando del día (que todo hay que decirlo, es bastante frío).

20161218_094111

Vamos a subir al collado entre ambas Cabezas por la conocida como Pala Norte (lo podéis ver en la imagen del comienzo, fusilada a la magnífica web LosK2delasKumbres, también en el enlace de la ruta de otoño en la que utilizamos este paso de bajada).

Al poco de empezar a subir, algunas decidimos poner los crampones, pues a pesar de la abundante nieve y lo blanda que está, hay alguna capas de hielo debajo. Y aprovechamos para ver y hablar con otra gente que está subiendo.

20161218_094119

Nos acercamos lentamente a Los Pulmones, adonde nos asomaremos y estaremos mirando a ver si pasar por el Canal Central, para al final decidir seguir subiendo por la Pala Norte.

20161218_101354

img-20161218-wa0029

img-20161218-wa0027

img-20161218-wa0030

20161218_103133

Llegados casi arriba, un poco en dirección a la Cabeza de Hierro Menor se nos echa una niebla bastante densa. Tras pensar en lo que hacer decidimos pasar de coronar e ir bordeando por debajo la cumbre para, enlazando con la cuerda, continuar en dirección al Cerro de Valdemartín.

20161218_114910

Ya fue mala suerte que empezase a despejar, pero al menos coronamos Valdemartín (2280 msnm, que sin nieve es muy insulso, pero que con la ventolera que hacía nos da esta imagen):

20161218_122548

Con los picos de Cercedilla, Siete Picos, la Mujer Muerta y demás con bastante carga de nieve nos encaminamos al descenso hasta el aparcamiento de la estación de Valdesquí; no es el final de la jornada no, antes había que pasar por la cantina de la estación de Cotos, de los pocos lugares en el Guadarrama que conservan el aroma montañero.

 

 

 

El Reajo Alto (2102msnm) desde el puerto de Navafría.

Aprovechando el día libre de muchas de nosotras, salimos en busca de alguno de los dosmiles que nos falta; en los Carpetanos, cuerda que abarca desde el macizo de Peñalara hasta el puerto de Somosierra, se encuentran un montón de cumbres alomadas que por su lejanía no conocemos, si exceptuamos el pico del Nevero.

Hoy iremos a la zona de los reajos (regatos con muy poco caudal o zonas encharcamientos en zonas llanas, parece que significa la palabra), en concreto nos vamos a dirigir al Reajo Alto, que con sus 2102 msnm. es el más alto de una sucesión de suaves cumbres. Una ruta apta para todos los públicos, con sus poco más de 400 metros de desnivel positivo acumulado en una decena larga de kilómetros (que nosotros, al contrario de este mapa encontrado en la fantástica web Pirineos 3000, haremos ida y vuelta)

9850

Llegamos pues al puerto de Navafría, a 1774 msnm, único paso por carretera en toda la cuerda, y según llegamos de Madrid, a nuestra derecha, se abre un cortafuegos ascendente cerrado con una valla. Ese es nuestro comienzo.

20161208_115055

Vamos a ir todo el rato en el lado segoviano, con la valla de separación provincial a nuestra derecha, así que no hay pérdida.

Subimos, y al poco llegamos al primero de los humildes altos de la jornada, el Alto de la Pinadilla a 1868 msnm. Lo mejor de todo son las vistas, con el día claro a pesar de algunas nieblas bajas, de la Cuerdalarga, Peñalara y el pico del Nevero con buena carga de nieve.

20161208_120015

Seguimos avanzando y en una rápida bajada y fuerte subida llegamos al Reventón (1926 msnm), imperceptible cumbre, pero con interesantes restos de la guerra civil a nuestra derecha.

20161208_122651

El camino como veis, es cómodo y sin pérdida alguna. Bajamos a un nuevo collado y comenzamos una nueva subida, esta vez más tendida, pero al estar ya en la cota de los 2000 metros, con nieve.

20161208_125805

20161208_130027

Llegamos al Reajo Capón, otra alomada “cumbre” (aquí es todo muy llanito y cuesta distinguirlas) a 2092 msnm.

Nos queda algo a la derecha del camino, y también hay buenos restos de la guerra civil.

20161208_131724

A partir de aquí, retomando el camino, seguimos las pisadas y el rodal del sendero, bastante evidentes, para continuar entre nieves por un pequeño pinar. Es un tanto difícil situarse, pues este tramo llanea bastante y desde aquí podemos tirar bien hacia la Peña del Buitre bien hacia el Reajo Alto.

20161208_134621

Nosotros seguimos con tendencia a la derecha y pasadas unas lagunillas cercadas por vallas de madera (para protección de los anfibios que crían allí), vemos ya el geodésico para la foto y la comilona de rigor.

20161208_140903

Tras ello, volvemos por donde hemos venido para tras coger el coche bajar a ver el magnífico robledal que hay en dirección al pueblo de Lozoya. Una buena idea es dejar el coche cerca del km. 6 del puerto de Navafría y coger la pista que sale desde ese punto kilométrico, donde podemos disfrutar, mejor en silencio, de la flora y fauna del lugar.

20161208_174016

 

Deporte de calle Radio: 11ª pachanga; JJOO de Berlín.

erli

En esta 11ª pachanga nos juntamos para comentar lo que supusieron los Juegos Olímpicos de Berlín en un mundo preparándose para la guerra en el 36.

También comentamos algunas noticias de las últimas semanas y recomendamos otra ruta por la sierra madrileña, en esta ocasión subimos a Peña Citores.