“Futbolistas de izquierdas” de Quique Peinado

“La sociedad está llena de complejos masculinos donde no hay hueco para la vulnerabilidad o la debilidad emocional. La mayor vergüenza de un hombre es sufrir una enfermedad mental o impotencia sexual, cuando son fenómenos naturales de los que no hay que sentirse avergonzado. Al mismo tiempo, se presenta el deporte como una fuente de salud y armonía corporal y espiritual. Y no hay nada más alejado de eso que la práctica deportiva profesional. Los atletas llegan a sus límites físicos y mentales tomando antiinflamatorios y analgésicos para paliar sus dolores y estar listos para la siguiente batalla, y utilizando antidepresivos y multitud de estimulantes para hacer lo propio con la salud mental. Todo esto, unido a esa mentalidad ganadora que se les inculca desde niños y la necesidad de obtener el éxito como la única manera de darle sentido a la vida, conforman una mezcla explosiva”; Iván Ergic, ex futbolista profesional.

futbolistas

Párrafos tan contundentes y sinceros, que además expresan mucho mejor que yo lo hago mi manera de entender el deporte profesional, aparecen en este libro, editado por Léeme libros, escrito por Quique Peinado (conocido periodista) y con aportaciones de dos de las vedettes de la socialdemocracia española actual, lo cual no le quita mérito.

Por sus páginas, y en una prosa ágil, van pasando personajes conocidos como Sócrates, Lucarelli, Pahiño o Vicente del Bosque, pero también otros futbolistas menos conocidos que nos van señalando páginas de la historia reciente: desde los perseguidos por las diversas dictaduras latinoamericanas de las décadas anteriores, hasta las luchas obreras apoyadas por algunos deportistas, pasando por el conflicto vasco (donde Quique Peinado hace de buen demócrata y no se sale un palmo de la versión oficial de la historia, lo que le quita mucho valor a reseñas sobre Iker Sarriegi, Endika Guarrotxena, o Koikili, por ejemplo) o ejemplos de equipos de fútbol autogestionados por sus propios jugadores.

No soy yo un gran aficionado al fútbol, aunque sí  que me interesa bastante por un lado la subcultura hooligan y por otro, la historia relacionada con este entretenimiento de masas.

Historia con mayúsculas, como no podría ser de otra manera en un deporte mundialmente seguido desde hace décadas, pero también historias pequeñas, de la gente de la calle, de equipos humildes o de desarrollos transversales a lo que aprendemos en el colegio que sucedió hace años.

En este libro hay algo de todo eso: hay futbolistas dignos (véase a un Humberto Caszely, genial rematador chileno cuya madre fue torturada por la dictadura y que se atrevió a enfrentarse a Pinochet, o a un Cristiano Lucarelli capaz de dejar de ganar millones por jugar en el equipo de su ciudad, Livorno, que además es una de las ciudades más rojas del país).

También hay jugadores en los que la izquierda se difumina. Socialdemócratas, por ejemplo. Y también para los que el fútbol fue solo una etapa sin importancia en una vida de compromiso social.

En todo caso, extraño e interesante este libro, que se deja leer y que puede interesar a gente a la que normalmente el fútbol no deja de mostrársele como es: el opio del pueblo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s